Óscar, Sentir, Últimas
Deja tu comentario

Crítica de ‘Selma’ de Ava DuVernay

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0share on Tumblr0Share on LinkedIn0Email to someone

 

En las tierras del sur de los Estados Unidos el odio seguía llenando cada calle, cada esquina, cien años después de la abolición de la esclavitud. Este odio llenaba el aire que debían respirar los oprimidos y les impedía experimentar ese comienzo de igualdad que, se suponía, se les había otorgado. En 1965 sólo 130 de los 150.000 ciudadanos negros de Selma estaban censados. En esta película, Ava Duvernay retrata la lucha de esta población, liderados por Martin Luther King Jr, contra la dominación y el abuso a mano de las autoridades blancas de esta ciudad de Alabama.

Parece difícil creer que Selma sea el primer film sobre la figura de Luther King, quien, como tocado por Hermes, con la elocuencia de sus palabras y la profundidad de sus pensamientos consiguió esparcir por las áridas tierras del sur y por los rincones más tolerantes del norte el deseo de un pueblo oprimido por los blancos: la igualdad.

Con una sobresaliente interpretación protagonista por parte de David Oyelowo, no nos encontramos sólo ante una buena pieza, sino ante una película necesaria. Porque este fragmento de la historia se nos muestra lejano en nuestra memoria, difuminado en el tiempo, como si el pasado lo abrazara y el presente nada tuviera que ver con él, pero tras un suspiro nos damos cuenta de que tan sólo 50 años separan a los 600 manifestantes que fueron apaleados en el puente Edmund Pettus el 7 de marzo, también conocido como “Domingo Sangriento”, de nuestro ahora. Y, tras otra breve exhalación, nos damos cuenta de que Selma es también un retrato del odio que aún sigue vigente hoy día hacia el otro. Ese otro de distinto color, o quien cubierto por una piel del mismo tono piensa o siente de manera diversa a la masa. El arte no tiene por qué ser moral. Pero sí deben existir las piezas que retraten, muestren y critiquen los males del pasado y, a su vez, de nuestro presente.

Con tan sólo dos nominaciones a los premios de la Academia, mejor película y mejor canción, considero que nos encontramos ante un film mucho más impactante y sincero que muchas otras de las nominadas. La directora nos muestra lo difícil que es intentar abarcar y erradicar un problema tan extendido y arraigado en la historia, y consigue hacernos ver cómo la lucha pacífica es la contienda más dura y difícil que se puede llevar a cabo.

SELMA

Es imposible retratar lo sucedido durante estos dos meses que Martin Luther King pasó en Selma sin mostrar, a su vez, la extrema violencia a la que eran sometidos. La crueldad llena la pantalla en esos momentos, pero es imprescindible, indispensable, e ineludible que estos golpes y estos llantos ocupen parte del metraje. Ava Duvernay, con su dirección, y cada uno de los intérpretes que aparecen en las escenas consiguen que el espectador sienta en su cuerpo el romper de sus huesos o la frialdad de las extremidades segundos antes de desvanecerse tras la inminente penetración de las balas.

Mención especial al encuentro entre Coretta, esposa de Martin Luther King jr, y Malcolm X en Selma semanas antes de su asesinato. Nos enseñan aquí al ministro musulmán, quien había sido siempre el polo opuesto del pastor baptista, en un momento menos extremista de su vida, tras su peregrinación a La Meca. Mientras King consideraba que el amor podía constituir una fuerza transformadora de la sociedad, Malcolm X veía cómo el maltrato, el odio y la incomprensión seguían, al tiempo que quien lo recibía no hacía nada para defenderse. El sufrimiento inmerecido que King mencionaba, de igual manera que lo defendía Ghandi, era punto de discordia entre un líder y otro. En Selma, breve pero efectivamente, se muestra la relación que existía entre ambos líderes y la consideración que tenían los políticos del uno y el otro, quienes, por supuesto, preferían que el pacífico Martin Luther King encabezara la lucha para mantener el orden.

Selma es un film muy interesante incluso para aquellos que conozcan bien el desarrollo de los acontecimientos, las escuchas del FBI, las amenazas a la familia King, y las personalidades principales que fueron parte de este importante momento, como la vital figura de Lyndon B. Johnson interpretado por Tom Wilkinson o la del gobernador George Wallace representado por Tim Roth.

Se trata, pues, de la historia de muchos, durante tres meses en la ciudad, a través de los 600 manifestantes apaleados en el Domingo sangriento, de los que confundidos dieron la vuelta en el Turnaround Tuesday, de los 80km que separan a Selma de Montgomery y sus 4.000 manifestantes, y de los 25.000 que consiguieron llegar al Capitolio el 25 de marzo para alzar su voz no sólo en su nombre, sino en la de todas aquellas generaciones que sufrieron las consecuencias del odio en busca de un trato justo, de un trato igualitario, y de la posibilidad real de votar sin miedo ni impedimentos.

Cartel Selma
Selma

· Año: 2014
· Duración:123 min
· País: Reino Unido
· Director: Ava DuVernay
· Guión: Ava DuVernay, Paul Webb
· Fotografía: Bradford Young
· Reparto: David Oyelowo, Tom Wilkinson, Tim Roth, Giovanni Ribisi, Cuba Gooding Jr., Common, Carmen Ejogo, Lorraine Toussaint, André Holland, Alessandro Nivola, Oprah Winfrey, Dylan Baker, Tessa Thompson

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *