Sentir, Últimas
Deja tu comentario

Crítica de ‘La profesora de parvulario’ de Nadav Lapid

Tweet about this on TwitterShare on Facebook1share on Tumblr0Share on LinkedIn4Email to someone

 

N

o hay mejor adjetivo que defina Una profesora de parvulario que el de ‘desconcertante’. Desconcertante en todos los sentidos posibles: en cuanto al argumento, a los personajes -en especial a sus interpretaciones-, a la manera de utilizar la cámara, el montaje, la lírica… Sin duda la propuesta de Nadav Lapid es original, una de las más originales que recuerdo, pero puede producir cierto rechazo… más que rechazo desconfianza. Es una película incómoda porque utiliza a seres puros para pervertirlos, una contradicción que, tal y como la plantea Lapid, quizá es difícil de asimilar -no nos gusta demonizar la belleza angelical-; incómoda también porque la técnica que utiliza puede inquietar al espectador, sacarle de la historia, pues los ojos no están acostumbrados a percibir conscientemente ciertas cosas en el cine… y a pesar de todo, La profesora de parvulario no deja de ser una película tremendamente interesante. ¿Por dónde empezar a explicar el porqué? Como dijo Jack el destripador: por partes.

El argumento es insólito, se centra en un niño de cinco años al que le invaden ataques repentinos de creatividad, escupe poesías entre hermosas y macabras mientras camina de un lado a otro como poseído por Apolo. Su profesora admira el poder de este niño y lo explota para que pueda ser reconocido socialmente. Lo explota tanto que lo hace suyo, tanto, tanto, que se convierte en una insana obsesión. Quizá alguno se quede más perplejo si le comento que los poemas que recita ese niño son del propio director, que él mismo los escribió cuando tenía la edad de ese niño. Hasta aquí la realidad, ninguna docente cercana quiso sacar a la luz esos textos y durmieron en un cajón hasta que Lapid decidió que iban a inspirar un guión.

Los dos protagonistas, niño y profesora, son complejos y callados, y al contrario de lo que ocurre cuando nos encontramos ante este tipo de personajes, es difícil leer sus miradas pues la de ella (Sarit Larry) es una mirada muy serena, muy profunda, llena de bondad,  sus actos sin embargo son bastante reprochables para quienes no logran entender que están motivados por su amor incondicional al arte. La mirada del pequeño poeta (Avi Shnaidman) se asemeja a la de Poe, turbia, atormentada… incluso sabia, pero cuando desciende del Olimpo se comporta como lo que es. Físicamente Lapid otorga inocencia a una adulta y  madurez a un niño, juega con esa paradoja intuyo que con la única intención de producir mayor perplejidad.

La profesora de parvulario_2

La cámara es una protagonista más, quizá está presente por accidente, sea así o no es decisión del director mantener ciertos ‘errores’ en el montaje. La película comienza con una secuencia en la que el actor golpea el objetivo, el plano se mueve bruscamente, le siguen planos de niños incontrolables incapaces de no mirar a cámara. Nadav Lapid ha decidido aplicar aquella frase de “ante lo inevitable, entusiasmo” en su película, y el entusiasmo ha hecho que estos detalles que muchos criticarían estén a favor de su obra. Están a favor porque el lenguaje visual que utiliza no es el tradicional, lo cual no quiere decir que no esté cuidado: maneja magistralmente los elementos que tiene en cuadro, sigue a sus actores como si quisiera decirles algo, como si la cámara quisiera participar en su actividad, estos momentos están trufados de planos muy cerrados, intimistas, pero coloridos, tienen incluso algo de naif a pesar de la turbiedad que empapa la película. El montaje, evidentemente, es poesía en verso libre, repleto de licencias.

La profesora de parvulario es en sí una curiosidad, es un todo digno de analizar. Lapid propone es una reflexión sobre la ambición y su compatibilidad con la creatividad, la inspiración, el arte como don y la poesía como vía de escape o incluso como herramienta para crear un mundo más profundo. Una reflexión que divide al público entre los que de verdad quieren ese mundo más profundo y los que se conforman con un mundo superficial.

Al final pasa lo que suele pasar cuando intentas abarcar lo inabarcable, el amor degenera y la historia también, esta profesora pierde los papeles, pero lo que hace no seré yo quién lo cuente.

Cartel_LA_PROFEROSA_DE_PARVULARIO_Baja

La profesora de parvulario
F_Punt_4

· Año: 2014
· Duración: 120 min
· País: Israel
· Director: Nadav Lapid
· Guión: Nadav Lapid
· Fotografía: Shai Goldman
· Reparto: Sarit Larry, Avi Shnaidman, Lior Raz, Gilad ben David, Ester Rada, Guy Oren, Yehezkel Lazarov, Dan Toren, Avishag Kahalani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *