Crítica Destacada, Sentir, Últimas
Deja tu comentario

Crítica de ‘Monsieur Chocolat’, de Roschdy Zem

Tweet about this on TwitterShare on Facebook2share on Tumblr0Share on LinkedIn1Email to someone

 

M

onsieur Chocolat (2016) es un biopic de Roschdy Zem (Bodybuilder, 2014) sobre Rafael Padilla, un esclavo del siglo XIX, que pasó de ser un buscavidas a triunfar en el escenario francés.

La historia avanza en torno a la relación entre los dos payasos: Chocolat (Omar Sy) y Foottit (James Thierrée). Este último es el que lleva la batuta, el que rescata a Chocolat de su degradante personaje de caníbal y le enseña todo sobre la comedia. Lo mejor de la película, precisamente, son las escenas que Foottit crea y que desarrollan entre los dos. Cómo el payaso triste entiende la comedia desde su origen más embrionario y se la explica a su compañero, un actor intuitivo. También es una manera de exponer dos formas diferentes de ver la vida y de afrontar la discriminación. Chocolat se reivindica como un hombre libre, pero lo hace llevando la vida frívola y edonista de un burgués de la época. Y Foottit esconde su homosexualidad en bares de alterne para hombres para no perjudicar su carrera profesional. Por algo Foottit es un payaso Carablanca, que encarna la autoridad, la frialdad y la inteligencia. Y Chocolat, un Augusto, anárquico, provocador e inocente.

Monsieur Chocolat_2

Si lo más valioso de la película son las escenas desarrolladas en la pista, es por la actuación de James Thierrée, actor de circo y nieto de Charles Chaplin. Su primera performance, justo en los primeros minutos, recuerda inevitablemente a su abuelo. Solo por él, merece la pena ver la película. En cuanto a Omar Sy, no parece una historia hecha a su medida, como fue el caso de Intocable (Olivier NakacheÉric Toledano, 2011).

En cuanto al guión, tiene lo bueno y lo malo de un biopic episódico. Al tener que concentrar el tiempo de la historia (veinte años en la vida de Rafael Padilla) en un relato de 110 minutos, puede dar la sensación de que el director ha querido contar muchas cosas en poco tiempo. Por eso aparecen personajes un poco forzados como el del amigo y guía espiritual de Chocolat, que le hace plantearse la vida de otra forma. Otro daño colateral de este tipo de biopics es cómo se plasma el paso del tiempo en los personajes. Con actores distintos, como en Julieta (Almodóvar, 2016) o con los actores caracterizados como es el caso. Lo bueno de este tipo de películas son siempre las referencias a la época. El contexto social de racismo, el nacimiento del cine con un guiño a los hermanos Lumiére y de la publicidad, con Toulouse Lautrec o cómo el circo era una espectáculo transversal destinado a todas las clases sociales.

El objetivo de Roschdy Zem no es innovar en lo formal, sino contar, con un planteamiento clásico, cómo fue la vida de un gran segundón de la Historia, con sus ironías (Chocolat acabó siendo más popular que su compañero) y sus paradojas (lo mismo que le condujo al ascenso lo llevó directo a la caída).

CARTEL-WEB

Monsieur Chocolat
F_Punt_3

· Año: 2016
· Duración: 113 min.
· País: Francia
· Director: Roschdy Zem
· Guión: Cyril Gely, Roschdy Zem, Olivier Gorce (Novela: Gérard Noiriel)
· Fotografía: Thomas Letellier
· Música: Gabriel Yared
· Reparto: Omar Sy, James Thierrée, Clotilde Hesme, Olivier Gourmet, Frédéric Pierrot, Noémie Lvovsky, Alice de Lencquesaing, Olivier Rabourdin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *