Sentir, Últimas
Deja tu comentario

Crítica de ‘Lazos de sangre’, de Guillaume Canet

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0share on Tumblr0Share on LinkedIn4Email to someone

 

P

ocas veces comprendo los remakes, me refiero al hecho o la necesidad que tienen ciertos cineastas de hacerlos –digo remakes que no adaptaciones, las adaptaciones pueden ser cosas maravillosas-. Suelo aprobarlos cuando son parodias –sobre todo si son parodias de películas de terror-, o cuando es el propio director el que decide superarse a sí mismo rehaciendo su propia obra. Todo lo demás lo concibo como una falta de respeto hacia una idea original por parte de seres que tienen un complejo de superioridad que se deben hacer mirar –porque deduzco que quien hace un remake lo hace porque está convencido de que puede hacer algo mejor de lo que hay; si no es así, me callo-.

Pero lo de Guillaume Canet no es exactamente complejo de superioridad… va más por el lado de superarse a sí mismo: no es una mejora de un film que haya dirigido antes, es el remake de la película que él mismo protagonizó junto a François Cluzet en 2008 –Les liens du sang-. Lo ha hecho no sé si pensando que las calles de Nueva York son más propicias para rodar este tipo de historias que las de Francia o en busca de redención -porque dicen por ahí que en su papel de policía no estuvo muy lúcido-. Tampoco sé si esto lo ha pensado precisamente él… es sin duda una propuesta de James Gray. Cuando Gray estaba adaptando este guión para Canet también estaba pensando en superarse a sí mismo, en mejorar sus anteriores películas y, quizá, por no haber tomado él mismo las riendas de este proyecto le ha salido el tiro por la culata y en lugar de haberse superado a sí mismo ha sucumbido a ese complejo tan feo que lleva a mirar a los demás por encima del hombro… Guillaume Canet y James Gray han patinado con este proyecto, pero no pasa nada… pueden estar tranquilos porque ya han demostrado con creces su talento. El público agradecerá que en sus próximas producciones se dejen de postureo –que si yo te dirijo la peli, que si tú me ayudas a entrar en el mercado americano aunque reniegue de él, que si te debía un favor por no se qué…- y vuelvan a ser ellos mismos predicando sus valores sobre el cine y marcando su propio y sincero estilo.

Lazos de sangre_1

Lazos de sangre no tiene su sincero estilo pero tiene un estilo, un toque setentero en los aspectos visibles técnicos, la música es un elemento importante, utiliza canciones manidas de las que sin embargo uno nunca se cansa, y además hay un elenco espectacular que da sentido a las palabras reescritas por James Gray. Pero aún así es extraño… Es extraño el efecto que genera el montaje: parece que las acciones se suceden deprisa, sin conexión, sin tempo ni tiempo para asimilar el cómo y el porqué; sin embargo la historia se hace lenta, y no porque sea más larga como excusan muchos -he visto films de más de tres horas que me han mantenido alerta de principio a fin-. Vista la película uno se plantea seriamente si sobran ciertas cosas… pero luego se pregunta: ¿y qué cosas sobran? Quizá sean todas necesarias. Quizá simplemente están mal llevadas. Quizá falte ese toque de cine francés, esa magia nostálgica del cine francés que tenía Le liens du sang, pero claro, no, no es eso… no es cine francés aunque gran parte de su producción y el equipo lo sean, es cine americano, cine americano parecido a ese que estuvo de moda hace cuatro décadas, tiene su esencia pero no su fuerza.

He de añadir algo sobre los personajes femeninos… sobre lo que hay escrito en esta película para ellas, que es más bien anecdótico y accesorio cuando podría haber sido mucho más –suerte que dos artistazas como Marion Cotillard o Mila Kunis saben sacar jugo al papel más insípido-. Muchos lo justifican por el hecho de ser una historia de hermanos, ellos son los protagonistas, vienen de una familia desestructurada que ha crecido en un ambiente rodeado de delincuencia, drogas, prostitución y en el que los machos mandan. Bien, que se pretenda hacer un retrato de una situación social concreta no excluye la necesidad de dar una profundidad a los personajes de un género, el femenino, por mucho que a los ojos de esos machos no pinten mucho en esa situación social… Sí pintan, mucho. Sin ellas, ellos no son nadie, sin embargo sin ellos, ellas sí lo son. Un papel de prostituta no tiene por qué ser un papel vacío, es más, debería de ser el papel más rico de todos por toda la carga emocional  lleva a la espalda.

Lazos de sangre_3

Hecha esta apreciación concluyo con una pregunta abierta que me habría gustado trasladar al director: ¿por qué la necesidad de venderse al mercado americano teniendo el respeto que tiene en Francia y teniendo el cine francés el respeto que tiene a nivel global? No me vale el dinero como respuesta ni como excusa.

 

Cartel Lazos de sangre

Lazos de sangreF_Punt_2

· Año: 2013
· Duración: 144 min
· País: Francia, EEUU
· Director: Guillaume Canet
. Guión: Guillaume Canet, James Gray (Historia: Jacques Maillot)
· Fotografía: Christophe Offenstein
· Reparto: Clive Owen, Billy Crudup, Marion Cotillard, Zoe Saldana, Mila Kunis, James Caan, Matthias Schoenaerts, Noah Emmerich, Lili Taylor, Charlie Tahan, Griffin Dunne, John Ventimiglia, Domenick Lombardozzi, Eve Hewson, Jamie Hector, Yul Vazquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *