Pensar, Últimas
Deja tu comentario

Memoria de México y del mundo. ‘Los olvidados’, de Luis Buñuel

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0share on Tumblr0Share on LinkedIn0Email to someone

 

E

xisten pocas películas que hayan pasado a ser consideradas Memoria del Mundo por la UNESCO. Existen pocos directores españoles que hayan logrado el premio a la mejor dirección en el Festival de CannesEra el año 1950 y el genio artístico de Luis Buñuel saltó en México rodando Los Olvidados, gran drama con toques de tragedia, en la que el genio de Calanda despliega todo su repertorio. Denuncia social, trasfondo onírico, el surrealismo, la maestría del mejor cineasta español hasta el momento.

Los olvidados es el mayor éxito de la época mexicana de Buñuel, el productor Óscar Dancigers quería que el director español rodara una película sobre los niños pobres de México. Buñuel influenciado por el Neorrealismo plasmó con virulencia una realidad incómoda para las instituciones mexicanas, incluida la Iglesia. Buñuel quiso hacer una película social pero en su narrativa tan surrealista aparecen temas muy complicados, como la falta de una figura paterna que enlaza con el complejo de Edipo. No tuvo complejos a la hora de denunciar la maldad y la crueldad. Es una película desagradable de ver, Buñuel no quiso hacer concesiones.

losolvidados

Octavio Paz usó estas palabras para describirle: “Buñuel muestra la evolución del surrealismo que se inserta ahora en las formas tradicionales del relato integrando las imágenes irracionales que brotan de la mitad oscura del hombre”. Tampoco con la banda sonora se hicieron concesiones. Vanguardista para la época, Rodolfo Halffter adaptó composiciones de Gustavo Pittaluga para crear una música que contribuye de manera notable a crear un ambiente cruel, tortuoso y surrealista.

El estreno de la película estuvo envuelto en la polémica, tal fue la conmoción que creó que el productor antes de su estreno obligó a Luis Buñuel a rodar un final alternativo que pudiera agradar un poco a la Iglesia. Aun así Los olvidados sólo estuvo en cartel cuatro días, la indignación del público llegó al extremo de que se intentó agredir al director aragonés que terminó siendo expulsado del país.

Su éxito en el Festival de Cannes dónde triunfó sobre cintas de Vittorio de Sicca (Milagro en Milán) y Joseph L. Mankiewicz (Eva al desnudo) y el reconocimiento de la intelectualidad mexicana permitieron su reestreno en el país azteca. Los Olvidados es una película que no deja triunfar ni al bien ni al mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *