Sentir, Últimas
Deja tu comentario

Las (mis) favoritas para los premios Goya 2015: Magical Girl y Loreak

Tweet about this on TwitterShare on Facebook15share on Tumblr0Share on LinkedIn7Email to someone

 

Cuando se acerca una entrega de premios cinematográficos como la de los Goya, todo buen cinéfilo tiene la obligación de mojarse. Voy a ello, voy a gritar a los cuatro vientos mis preferencias para el premio a la mejor película, y le pese a quien le pese… no, La isla mínima no está entre ellas –cosa que no impide que opine que sea una gran película, hipnótica, de una calidad fotográfica inmejorable, de magníficas interpretaciones y tal, pero no-.

Me pongo seria. Confieso. No me voy a mojar del todo porque a estas alturas, cuando apenas quedan cinco días para que llegue el momento, tampoco soy capaz de decidirme por una película en concreto. ¡Qué sería de mí si fuese académica! Tengo el corazón partío, tengo dos favoritas. Imposible decantarme por una de ellas. Por eso desde aquí propongo una cosa muy sencilla, fácil de hacer, del todo viable, ¿por qué no? Que le den el premio Goya a la mejor película ex aequo a ambas. ¡Que le den el premio ex aequo a Magical Girl y a Loreak!

Me decanto por estas dos obras magistrales porque son las únicas que, además de entretenerme, impactarme y enamorarme… me han removido las tripas como a mí me gusta, es decir, se me han quedado incrustadas en el cuerpo durante más de una semana -y dos, y tres, y cuatro-, y las he promocionado insistentemente en los bares, entre amigos y conocidos, como si me fuese a llevar un porcentaje de los beneficios. Eran mi tema de conversación favorito.

Magical Girl: un puzzle inquietante

 
MAGICALGIRL_7

Es una película que requiere concentración. Me sentí atrapada mientras la veía en la sala de cine. Literalmente. No pude moverme de la butaca durante los 127 minutos que dura la historia, ni siquiera para mirar de reojo al que tenía al lado -para ver si estaba sintiendo lo mismo que yo-. No quería perderme ni un solo segundo porque cada fotograma parecía esconder algo vital, algo que si se pierde jode el puzzle. En Magical Girl no hay nada dejado al azar.

Pensé al terminar de verla que era la película mejor ejecutada que había visto en años, pensé que Carlos Vermut había propuesto un juego inteligente y dinámico, que había utilizado el lenguaje cinematográfico como hacía tiempo que no lo utilizaba nadie. Pensé: ‘¿cómo se puede hacer tanto con tan poco?’. Me sentí muy orgullosa del cine español. Me llamó la atención la economía: prescinde de muchos contraplanos, deja fuera de campo todo aquello que nuestra imaginación puede construir a su gusto, no da detalles de lo ‘obsceno’, mide cada secuencia, va al grano en ese sentido, en el sentido formal. Pero en el fondo crea un rompecabezas impredeciblemente predecible que el espectador puede hilar con relativa facilidad si sigue el camino de baldosas amarillas. Si no lo sigue seguramente se pierda.

El guión que ha escrito y dirigido Carlos Vermut solo puede salir de una mente, más que creativa, privilegiada, repleta de recovecos, ansiosa por contar, por expresarse y por descolocar al personal. Creo que Magical Girl es lo más original que ha visto el cine patrio en décadas, solo superada, quizá, por las primeras locuras de José Luis Cuerda y Pedro Almodóvar.

Con este cúmulo de sensaciones fui a preguntar al director por su mundo interior… (aquí la entrevista en Crazyminds). Resultó ser más extenso de lo que me había imaginado –y me había imaginado mucho-. Carlos Vermut es aparentemente introvertido pero no tiene ningún problema en abrir su corazón cuando llaman a su puerta. Carlos Vermut es sincero y cercano. Más sincero y cercano que la media. Cuando terminamos la charla le rogué que siguiera haciendo cine, por el bien de la humanidad.

Loreak: un ramo de flores bellas

 
LOREAK.dpx.Imagen_fija019

La sensación que me invadió viendo Loreak no tuvo nada que ver con la que me invadió viendo Magical Girl, pero fue igual de intensa. Loreak es la auténtica definición de belleza, la más completa: bella por fuera, bella por dentro. No son solo flores. Las flores no tienen por qué ser bellas, pueden estar marchitas, mustias, pero no es necesario que sean bellas mientras que lo que representan sí lo sea. Jon Garaño y José Mari Goenaga han utilizado este elemento para sumergirse en el universo femenino, sin ninguna otra pretensión que la de dar voz a las ilusiones y aflicciones de tres mujeres. Y lo han hecho de una forma natural. En Loreak no hay nada impuesto, los sentimientos fluyen, sin más. Estos dos cineastas han construido una maraña –la tela de araña más hermosa que haya inmortalizado una cámara-, tirando del hilo de la respuesta a una pregunta que a priori nada tiene que ver con esto: ¿quién pone los ramos de flores que vemos en las carreteras? ¿Quién los cambia? ¿Alguien ha visto a alguien haciéndolo? Bueno, en realidad son tres preguntas…

Si Magical Girl te atrapa, Loreak te envuelve, tiene otro tacto, es sutil, delicada. Es contenida y emotiva. No solo impresiona el envoltorio, atado con mucho mimo, lo que hay dentro también es maravilloso, lo que guarda cada uno de los personajes es conmovedor. Es un ejercicio actoral muy fino, hay que ser muy sensible para llevarlo a cabo sin caer en el melodrama. Y efectivamente, no cae. Quizá por eso la emoción es más intensa y duradera… y al principio, imparable.

Cuando fui a conversar con Carlos Vermut ya había superado el shock, pero Jon Garaño y José Mari Goenaga me recibieron inmediatamente después de ver su obra (aquí la entrevista). Me pillaron con los ojos empañados, con un nudo en la garganta, un tanto turbada. Lo que acababa de ver era arte puro –del que se hace con sentimiento-, les transmití así mi opinión sincera, pero ellos pensaban que estaba exagerando, no eran conscientes de la grandeza de su trabajo. Son, como lo es Loreak, humildes. Jon Garaño y José Mari Goenaga también son, como Carlos, más sinceros y cercanos que la media y además tienen una ilusión contagiosa. Es posible que esa haya sido la clave de su éxito: han compartido algo directamente salido de sus entrañas y lo han hecho sin esperar mucho a cambio.

 

Magical Girl_CartelMagical Girl

· Año: 2014
· Duración:127 min
· País: España
· Director: Carlos Vermut
· Guión: Carlos Vermut
· Fotografía: Santiago Racaj
· Reparto: Luis Bermejo, José Sacristán, Bárbara Lennie, Lucía Pollán, Israel Elejalde, Alberto Chaves, Teresa Soria Ruano, Miquel Insúa, Elisabet Gelabert

Loreak_PosterLoreak

· Año: 2014
· Duración: 99 min
· País: España
· Director: José María Goenaga, Jon Garaño
· Guión: José María Goenaga, Jon Garaño
· Fotografía: Javier Agirre
· Reparto: Josean Bengoetxea, Nagore Aranburu, Ane Gabarain, Gotzon Sanchez, Itziar Aizpuru, Egoitz Lasa, Itziar Ituño, José Ramón Soroiz, Jox Berasategui

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *