Sentir, Últimas
Deja tu comentario

Crítica de ‘Samba’, de Olivier Nakache y Eric Toledano

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0share on Tumblr0Share on LinkedIn1Email to someone

 

Lars von Trier me ha destrozado el cerebro. Temía que algún tipo de secuela me habría de quedar cuando me sentía ligeramente mareada tras ver sus películas. Y aún así las revisito de vez en cuando –no tengo remedio-. ¿Qué por qué digo esto si hablamos de una película “de los directores de Intocable…”? Pues porque después de haber visto a Charlotte Gainsbourg en Nymphomaniac me es imposible verla y no imaginármela… ¿desnuda? Culpo directamente a Lars von Trier de mi depravación. Y le culpo también de haberme quedado insatisfecha después de ver a esta maravillosa actriz en Samba. Quizá le esté imputando demasiados cargos… No sé…

Creo que por culpa de Trier me desvié por completo del camino que habían trazado Eric Toledano y Oliver Nakache en Samba. Me quedé prendada de mi querida Gainsbourg desde el primer fotograma y me olvidé de que el protagonista era Omar Sy, Samba. Me parecía extraño que un personaje que prometía tanto como el que interpreta esta actriz, Alice, se fuese diluyendo disimuladamente de semejante forma según avanzaba el metraje. Alice tiene una función muy importante en la película, Samba y ella podrían haber retratado a una de las parejas más complementadas de la historia del cine…. Pero el guión no les da la oportunidad de hacerlo, porque ella no tiene el protagonismo que merece, se lo roba todo el tercer personaje en discordia: Walid, interpretado por Tahar Rahim. Me quedé con ganas de descubrir algo más sobre esa mujer. Pero me dije… ¿qué has venido a ver hoy, Samba o Alice? ¡Samba!

AM6A6484_(c)_David_Koskas__Quad_Gaumont

Samba es un tipo simpático, muy agradable, pícaro pero honrado. Samba es un ser extraordinario y los seres extraordinarios como él no encajan bien en las películas que pretenden hacer una denuncia social. Le sobra humanismo y le falta humanidad. Samba es una película edulcorada, una comedia demasiado amable. Personalmente, cuando una comedia trata un tema delicado –en este caso el drama del inmigrante ilegal-, prefiero que tenga más acidez, más ironía, si no, prefiero el drama absoluto.

Estas son mis inclinaciones, sí, pero estoy segura que más de uno agradecerá el tono positivo que reina en el último largometraje de Toledano y Nakache. No se puede negar que Samba es una película luminosa, que Omar Sy protagoniza momentos verdaderamente entrañables, que el público esbozará más de una sonrisa y saldrá del cine con una buena sensación. No es una historia incómoda, está diseñada para todo tipo de paladares.

No quiero hacer comparaciones con Intocable, no es necesario, es evidente que Toledano y Nakache no van a repetir el éxito y tampoco creo que esa sea su intención con Samba. Su intención, intuyo, es desdramatizar un drama que quizá se ha mostrado de una forma tan violenta en tantas ocasiones que ya ni siquiera duele.

SambaSAMBA-poster_final

· Año: 2014
· Duración: 115 min
· País: Francia
· Director: Olivier Nakache, Eric Toledano
· Guión: Olivier Nakache, Eric Toledano
· Fotografía: Stéphane Fontaine
· Reparto: Omar Sy, Charlotte Gainsbourg, Tahar Rahim, Izia Higelin, Yilin Yang, Jules Abel Logel, Issaka Sawadogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *