Sentir, Últimas
Deja tu comentario

Crítica de ‘Cuestión de actitud’ (Xenia), de Panos H. Koutras

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0share on Tumblr0Share on LinkedIn0Email to someone

 

E

xisten infinidad de seres especiales sobre la faz de la tierra, seres incomprendidos, dolidos por dentro, alegres por fuera, seres que a pesar de todo, son positivos, seres que luchan por la felicidad de quienes les rodean más que por la propia. El protagonista de Cuestión de actitud, Danny (Kostas Nikouli) es uno de esos seres, una de esas personas a las que mueve el corazón. A su lado en esta historia, su hermano Ody (Nikos Gelia), la parte racional. Panos H. Koutras comparte un relato cargado de capas emocionales sobre dos personajes opuestos, condenados a entenderse y a quererse; de paso deja ver pequeñas pinceladas de un contexto social delicado, en el que el racismo (los hermanos son albaneses criados en Grecia) y la homofobia (Danny es gay), están lejos de superarse. La propuesta de este director griego llega a nuestro país en un momento trascendental para el suyo, un regalo a modo de escaparate para los que opinamos sin ser testigos directos de lo que allí ocurre, no solo a nivel nacional, sino también local, individual y espiritual.

Pero a pesar de su rico trasfondo, esta película peca de absurda en algunos momentos, no precisamente por los disparates que propone -maravillosas mamarrachadas-, sino por la forma en la que el director los justifica en la narración. Koutras transita entre ciertas secuencias de una forma abrupta y la interpretación del joven Nikos Gelia (Ody) no ayuda en ese sentido, a veces forzada, a veces fría… Sin embargo Cuestión de actitud tiene otros alicientes que conquistan. Para empezar lo que su propio título indica (el castellano), la actitud. Koutras ha dejado a sus personajes ser lo que son, eso ayuda al espectador a empatizar con ellos a pesar de sus extrañas ‘taras’.

Plantea una situación compleja: la de un adolescente, Danny, que acaba de perder a su madre  quedándose completamente solo: su hermano está lejos de casa y su padre les abandonó cuando eran pequeños. Sus fuerzas se centran desde el comienzo de la película en, por este orden, primero ir a buscar a su hermano y segundo, encontrar juntos a su padre. Metas que se quedan en un segundo plano ante el objetivo real de este viaje: madurar. Madurar para sobrevivir.

xenia_2

Danny es una especie de Peter Pan perdido en el País de las Maravillas. Sí, es así, lo he dicho bien. El de Nunca Jamás lo dejó atrás… Koutras tiene a Lewis Carroll presente, Danny crece y mengua –en alguna secuencia literalmente-, acompañado siempre de un conejo blanco. No es esta la única referencia que encontramos en este largometraje, el cineasta no escatima en guiños, sin ir más lejos el final de la película nos transporta –no con tal angustia, por suerte-, a Funny Games de Haneke; pero confieso que me hacen especial ilusión los que hace a Charles Laughton: a la secuencia de los hermanos en el río de La noche del cazador o ese extraño momento que protagoniza el actor en El déspota de David Lean cuando ve ante sí un ratón gigante.

No queda aquí la cosa… Cuestión de actitud tiene también otros puntos no tan cinéfilos que han hecho que me rinda definitivamente a los pies de este realizador griego: las letras omnipresentes de Raffaella Carrá y Patty Pravo –con cameo incluido de esta última-. La música de estas dos cantantes -algo que a priori puede resultar accesorio, simple compañía-, se convierte en un elemento fundamental, de unión y de transición en el argumento; un elemento que otorga ritmo a la película y feeling a los hermanos, entre sí y con el público.

Si no convencen los conejos blancos, los guiños cinéfilos o las canciones de dos portentos italianos, a Koutras le queda otra baza: la psicología de los personajes, en concreto la del personaje de Danny, maravilloso mundo interior, mundo imaginado, mundo trastornado que está en perfecta consonancia con su estética. Más de uno deseará que Danny no madure nunca.

xenia cartel
Cuestión de actitud. Xenia
F_Punt_4

· Año: 2014
· Duración: 134 min
· País: Grecia
· Director: Panos H. Koutras
· Guión: Panagiotis Evangelidis, Panos H. Koutras
· Fotografía: Hélène Louvart, Simos Sarketzis
· Reparto: Kostas Nikouli, Nikos Gelia, Yannis Stankoglou, Marissa Triandafyllidou, Patty Pravo, Romanna Lobats

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *